icon twittericon facebookicon youtubeInstagram

Mensajes de las Organizaciones de Pueblos Indígenas para Río+20

El martes 8 de mayo, tres organizaciones de la sociedad civil organizaron un evento paralelo al undécimo período de sesiones del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU llamado “Rumbo a Rio+20: Los mensajes y acciones claves de los pueblos indígenas”. Las organizaciones son las siguientes: Tebtebba (Centro Internacional de Pueblos Indígenas para la Búsqueda de Política y Educación); Mainyoioto Organización Integrada de la Pastoral para el Desarrollo (MPIDO por sus siglas en inglés) de Kenya y la red de mujeres indígenas en Asia (AIWN por sus siglas en inglés).

Estas centraron la discusión en el contexto de los Principios de Río que surgieron en 1992 durante la Cumbre para la Tierra y establecieron una estrategia en puntos esenciales de defensa del desarrollo sostenible de los pueblos indígenas.

Oren Lyons, Guardián de la Fe del clan Tortuga y miembro del Consejo Nacional de Jefes de Onondaga, ilustró el concepto de la “declaración de la séptima generación” (teniendo en mente las siete generaciones de impactos) como siendo una línea directiva para los lideres mundiales en su toma de decisiones sobre el desarrollo sostenible. En Río en 1992, el Sr. Lyons planteó la necesidad de que la lucha de los pueblos indígenas se incluya en el programa de prioridades así como los temas relativos a las mujeres y niños, y las cuestiones como la extracción de minerales, violación de derechos humanos y trabajo. Estas temáticas, continuó, están todavía en juego hoy en día, ¿Cuánta atención se le ha prestado a las discusiones anteriores? Como resultado de la falta de medidas correctivas sobre desafíos ambientales, el cambio climático hace parte de las realidades de nuestro día a día. El Sr. Lyons concluyó haciendo hincapié en la necesidad de reconocer la humanidad como siendo parte de la naturaleza.

Concentrando su intervención en los dos temas de la Conferencia para el Desarrollo Sostenible (Rio+20) – economía verde en un contexto de desarrollo sostenible y erradicación de la pobreza; y el cuadro institucional para el desarrollo sostenible – Victoria Tauli-Corpuz de Tebtebba declaró su apoyo para convertir la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible en un Consejo, órgano permanente que discuta frecuentemente de las cuestiones importantes. Las diferencias entre los países en desarrollo y los países desarrollados sobre una economía verde, muestran sin embargo que los parámetros sobre este tema no están claros. Además, la Sra. Tauli-Corpuz, subrayó la preferencia de la política de lenguaje en las convenciones internacionales sobre los pueblos indígenas, al plural, que se usa desde su primera introducción tanto en Johannesburgo como en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Las circunstancias particulares en las que se encuentran los pueblos indígenas en África, fue el tema tratado por Joseph ole Simel de MPIDO. El desarrollo sostenible, frecuentemente en conflicto con las acciones gubernamentales y el sector privado para el desarrollo, debe abordar el tema del uso de la tierra y del pastoreo así como la vulnerabilidad de las mujeres. En una reunión preparatoria de pueblos indígenas, que se llevó a cabo en Tanzania, los participantes se pusieron de acuerdo sobre una declaración que defendiera la integración de la cultura, identidad y dignidad como pilar del desarrollo sostenible. La Declaración afirmó que el desarrollo sostenible debe enfocarse en los derechos humanos, incluyendo así la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, con el fin de garantizar su aplicación. La atención tiene que centrarse en la realización del: financiamiento, indicadores y reportes sin importar el documento final de Río, concluyó el Sr. Simel.

Refiriéndose a otra reunión de planificación para los pueblos indígenas, Grace Balawag, de Tebtebba y el Grupo Principal para los Pueblos Indígenas (Major Group for Indigenous Peoples) compartió los resultados de la Declaración de Manaos, tomada en agosto del 2011. Según la reunión de Manaos, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, tiene que ser la base para el desarrollo sostenible. Participantes también hicieron un llamado para la integración de la cultura como pilar del desarrollo sostenible, centrada en valores morales y espirituales. La economía verde también debería reconocer los valores y conocimientos tradicionales, así como la diversidad de las economías locales como siendo parte del desarrollo sostenible. Abordar la situación de los pueblos indígenas como intercultural, sensible al género y basada en los derechos humanos y el respeto del ecosistema, es una manera importante de contribuir en las discusiones sobre el desarrollo sostenible. La Sra. Balawag concluyó diciendo que, a pesar de las decepciones sobre las negociaciones que se están llevando a cabo sobre el documento final, incluyendo que el principio sobre la responsabilidad común pero diferenciada de las responsabilidades esté entre corchetes, uno de los 21 párrafos aceptados hasta ahora confirma la importancia de los pueblos indígenas para el desarrollo sustentable.

El panelista final, Jadder Lewis del Centro para la Autonomía y Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CADPI), subrayó la importancia del cuarto pilar para los pueblos indígenas, sobre todo los de America Latina. El concepto del buen vivir o el derecho a una vida digna y consagrada por los derechos de la naturaleza, es central sobre todo en lo que concierne las cuestiones del territorio y autonomía. En Río, los pueblos indígenas, organizaran una conferencia sobre un desarrollo autodeterminado y sostenible, tratando de temas claves como: el buen vivir, la soberanía alimentaria como base para un desarrollo sostenible, el impacto de las industrias extractoras sobre la calidad de vida de los pueblos indígenas; y se concentraran sobre el cambio climático y la diversidad biológica. El Sr. Lewis concluyó diciendo que se esperan entre 70 y 150 representantes de nivel mundial.

En su declaración final, la Sra. Tauli-Corpuz, que presidió el evento, compartió los planes para un reporte que se iniciará después de Río, evaluando los resultados de la Conferencia Rio+20 e ilustrando las mejores practicas de los pueblos indígenas para el desarrollo sostenible. Concluyó haciendo hincapié en las inquietudes actuales sobre el proceso de negociaciones que se ha llevado a cabo hasta ahora, pero sobre todo sobre los intentos de socavar los temas siguientes: los principios de Río sobre la responsabilidad común pero diferenciada, el previo y libre consentimiento, “quién contamina paga”, etc. Como los factores reguladores están debilitados a favor del fuerte sector privado, los desafíos sobre el desarrollo sostenible no han parado de augmentar.

En un evento paralelo relacionado, “Resistiendo la conquista climática”, organizado por el Centro de Recursos Jurídicos Indio (Indian Law Resource Center) y la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), los participantes se concentraron en los impactos sobre los pueblos indígenas de las industrias extractoras y la destrucción de recursos naturales. Miguel Palacin Quipse de la CAOI, mostró las perdidas de la biodiversidad y la insuficiencia de agua en la región de los Andes y dio como ejemplo que los pueblos indígenas podían calificarse de “refugiados climáticos”. El Sr. Palacin también se refirió al concepto del buen vivir, definiéndolo como una armonía entre la naturaleza y las personas y recomendando que un nuevo paradigma de la civilización se base sobre un modelo alternativo. Concluyó subrayando la importancia de la soberanía alimentaria.

Nancy Iza, también de la CAOI, culpó la civilización occidental como responsable de los tratados de libre comercio y la privatización de los recursos naturales. También promovió el buen vivir como una vuelta al equilibrio. Los derechos y el papel de las mujeres, concluyó, tienen que ser respetados, sobre todo en el contexto de la producción alimentaria.

La panelista Gretchen Gordon, compartió un documento de trabajo intitulado, “Los principios de derecho internacional para REDD+”, realizado por su organización, el Centro de Recursos Jurídicos Indio. Este documento subraya las iniciativas para combatir las prácticas ilegales sobre los pueblos indígenas, en relación con obligaciones legales de agencias internacionales y Estados. Los derechos de los pueblos indígenas, afirmó la Sra. Gordon, tienen que ser respetados tanto en la ejecución de los proyectos como en el proceso inicial de toma de decisiones. El consentimiento libre, previo e informado es esencial ya que los pueblos indígenas deben tener la opción de comprometerse o no con el programa REDD+.

(Foto: Cumbre Internacional de los Pueblos Indígenas sobre Desarrollo Sostenible y la libre determinación )

The UN Non-Governmental Liaison Service (UN-NGLS) is an inter-agency programme of the United Nations mandated to develop constructive relations between the UN and civil society organizations.

OHCHR Civil society report2

 

YouTube Channel



Pre-Register for the Ocean Conference at UNHQ by 8 May

Oceans conference

 

Participate: UNEP MyUNEA.org

myunea.org 3